lunes, 30 de mayo de 2011

Día 22/365

Dos dinosaurios.

Hoy de nuevo he vuelto a tener uno de esos sueños en los que aún habiendo despertado puedo seguir jugando.

Y quien diga que ya no existes, miente. ¿Cómo podría ser verdad si yo sigo escuchando claramente tu voz? ¿Cómo podría ser verdad si yo sigo mirando claramente tus ojos? Te digo que miente. 
Gracias por haberme visitado esta noche, te extrañaba mucho. Espero que vuelvas a jugar conmigo pronto. 

Tú nombre nunca dejará de tener sentido. 
Espero que llegue el día en el que realmente podamos decir: " Se acabó el dolor. "

Pero todavía no.


30 / mayo / 2011

3 comentarios:

  1. yo vi a ese dinosaurio cambiar de piel mas de una vez.. yo la he visto contemplar las idas y venidas del sol y suspirar.. innumerables veces.. y yo he suspirado también... desde eso ya nada es igual.. como un imán tu prescencia sigue siendo una parte muy importante en mi arte y en mi amor.

    ResponderEliminar
  2. yo mas.. me encanta tu proyecto, el dia de hoy voy a subir cosas a mi blog.. todas dedicadas a ti

    ResponderEliminar